Saltar al contenido

CUANDO PESA LA VIDA

Por: Schneur Zalman Ben-Chaim

No creo que sea una lamentación, pero tampoco un exorcismo, o al menos no del todo… creo más bien que es una foto de aquellas que tomas para observar pero con la intención de jamás recordar.

Porque a veces, cuando la vida pesa, te deja sin aliento y parece ahogarte tras cada intento. Buscas, tratas, imprimes esfuerzo y dedicación y al final solo pareces escuchar de la vida un “aún no”; Y sí, es claro que estamos inmersos en una carrera de largo aliento, pero eso es lo que parece agotarse cuando la vida pesa.

En esos momentos, donde todo parece ir cuesta abajo, y auqune empujes parece que se distrae la fuerza o el rumbo, que todo lo que hagas lleva a un punto tan lejano y distante de la esperanza, a veces solo queda seguir tratando de avanzar, solo para no caer más.

Tal vez lo más complejo es la sensación de soledad que genera, no porque no se sienta a nadie alrededor, sino porque -peor aún- no logras sentirte a ti mismo en medio de ello, como si te llenara un gran vacío allí en donde debería estar el alma, y de repente encontrarte escuchando a tu corazón llorar, sin que se tenga claro el motivo tal vez, pero si con toda la intensidad y complejidad que trae consigo.

Y es que eso hace parte también de la vida, los matices que dan contraste y acentúan el color, o al menos eso he elegido creer yo, aunque a veces hay creencias que te pueden quemar por dentro…

Seguramente en parte por eso escribo, para no olvidar el futuro, para borrar en parte el presente y para asegurarme de que el pasado no tiene lugar más que en la experiencia que dejó y no en todo lo otro que también puede pesar.

De forma que esa suma de partes, saudade, melancolia, alegría, rabia, impotencia, dolor, frustración, miedo, desconsuelo, y la esperanza de reencontrar lo que ha sido, es y será, formen una potente mezcla para que pueda, al unirse e integrarse, convertirse en felicidad.

Por lo pronto, quiero aferrarme a creer y repetir dentro de mi, como un disco rayado o de aquellos muy viejos que solo tenían en vinilo una canción, que siempre que llovió, paro, que la noche siempre es más oscura antes del más brillante amanecer, y que siempre puedo levantarme y tener una primera vez…. un día a la vez, una vida a la vez.

@Zalman5K

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: