Saltar al contenido

UN POQUITO DE AIRE

Por: Schneur Zalman Ben-Chaim

De muchas maneras se nos venía llamando la atención sobre la importancia de hacer una pausa en nuestros afanes diarios para simplemente respirar y disfrutar conscientemente de hacerlo. Se nos dijo, se nos advirtió… pero tuvimos que pasar por un episodio de alcance global y vernos obligados a andar para arriba y para abajo con un tapabocas, como para que pudiésemos apreciar esos momentos en donde, con total libertad y sin nada que nos limite, simplemente disfrutemos de respirar.

Y me niego a creer que en una idea tan simplona como que somos tercos por naturaleza, o que para aprender una lección necesitamos que sea dolorosa. El asunto es que nos acomodamos tan fácilmente, y nos familiarizamos con esa comodidad a tal velocidad, que luego generamos un rechazo tan fuerte por el cambio que parece un reflejo, y creemos que es natural, cuando lo natural es el cambio, son los ciclos, y movernos con ellos, transformarnos con ellos.

Hace ya un buen tiempo y como practica regular medito, a veces por instantes que parecen horas, otras por horas que parecen años, y si bien esas pausas ayudan a relajar el cuerpo y refrescar la mente, no dejo de maravillarme con esa sensación que me produce una bocanada de aire fresco y sentir como llena mi ser y aliviana al menos ese instante de mi día.

En todo lo que vivimos, lo que hacemos, lo que sentimos y pensamos necesitamos un poquito de aire, ya sea para tener mayor claridad, recuperar fuerzas, o simplemente para relajarnos y descansar de manera que nos podamos conectar con nosotros mismos de una manera más consciente, más intensa y con mayor fuerza.

Eso es algo que deberíamos poder hacer en cualquier momento, situación o lugar, sin esperar a que la vida nos quiera forzar a vivirlo, y tal vez eso deberíamos tratar de hacer con todo, sencillamente vivirlo, sin dejar para luego, sin esperar a que la vida nos ponga en aprietos, sin pausa pero sin prisa, aprovechando cada detalle, disfrutando de cada sutil y particular rasgo, cada momento, cada imagen, cada sensación, cada poquito de aire, mientras el tiempo siga siendo generoso y nos preste un poquito más de vida.

Zalman Ben-Chaim

@Zalman5K

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: