Saltar al contenido

CUANTO TIENES, CUANTO VALES.

Tal vez muchos de los que lean estas lineas no escucharon las canciones del maestro Jorge Villamil, uno de los compositores colombianos más prolíficos y geniales en virtud de sus logros y de haber hecho más de 200 composiciones de memoria. En una de sus canciones titulada “Oropel” hacia mención a la frase que da título a estas lineas “cuanto tienes, cuanto vales”, y si bien el lo hace como alegoría a lo que se puede ganar o perder en la vida y la forma en la que se juzga el éxito o no de alguien, quise usarla el día de hoy desde una óptica totalmente diferente, una que nos plantee que lo que tenemos es realmente lo que valemos.

Obviamente no en todos los aspectos, no vales más por tener ropa de marca, un pasaporte con más sellos o una cuenta bancaria donde el saldo tiene más ceros, eso es poseer, pero realmente no genera valor a lo que eres como persona. Cuando hablo de cuánto tienes, cuanto vales, me refiero al amor propio como medida inicial para tener una vida plena en cualquier aspecto en el que lo deseemos aplicar.

El amor que damos, y el que deseamos recibir, debe empezar por nosotros mismos. Y no se trata solo del amor de pareja, o a los hijos, está el amor que damos a nuestros amigos y seres queridos, el que ponemos en nuestro trabajo y actividades diarias, debemos dar como nos gustaría recibir, no por los otros, sino para nosotros mismos.

Y es importante entender que amor propio no es sinónimo de un ego elevado, un orgullo fuerte o creerse más que los demás, ya que es la manera más burda en la que se puede entender y lleva a profundos malentendidos, desdibujando la personalidad y creando conflictos en el entorno. Amor propio es reconocerse como un ser con una singularidad que puede aportarle a otros, es entender que el verdadero valor de lo que sabemos y somos está en la calidad de lo nuestro aporte y no en la fuerza de lo que imponemos, criticamos o aparentamos.

El amor propio, ese amor bueno, bonito y de verdad, es un circulo donde entre más amor damos, más recibimos y tenemos para dar. Es la mejor manera de conocernos realmente porque si es un amor sincero no se quedará en simplemente en halagos, sino que se convertirá en una herramienta para identificar lo que debemos mejorar y encontraremos el mejor camino para hacerlo, ya que será un amor que nos motive a ser mejores cada día, a entregar lo mejor de nosotros y nos impulsará más allá de los miedos, dudas o hábitos que no nos dejen avanzar, convirtiéndose en la mejor medicina y gasolina para nuestra vida.

Y entre más amor propio tienes, mayor es la calidad de tus expresiones de amor para con tu entorno, con tu trabajo, tus amigos, seres queridos, con la vida misma, y eso, eso es realmente sumar valor a tu vida. De allí que entre más tienes, más vales. ¿Cuánto amor tienes hoy?¿Cuánto vales?… Multiplica tu amor, y empieza por amarte cada día, un poquito más.

Zalman Ben-Chaim

@Zalman5K

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: