Saltar al contenido

SE EL PRIMERO

Por: Schneur Zalman Ben-Chaim

Inconscientemente vivimos compitiendo, creemos que “ganar” significa superar a otros y basado en ello empezamos a buscar la manera de mostrarnos más fuertes, más poderosos, con más cosas materiales y/o con “mejores” emociones que los demás. Esto puede generalmente suceder por dos cosas: actuamos desde nuestro ego y/o necesitamos validación externa.

Nuestro ego, quiere vivir inflado, como un globo de helio, altivo y brillante, pero poco a poco se desinfla, por lo que necesita de más y más helio, es decir, más y más actitudes que sirvan de coraza para mantenerle inflado, y cuando son muchas, estalla, desaparece y al final, no significó nada. Quien actúa desde el ego se quiere imponer, quiere aparentar, quiere mostrar… pero no necesariamente tiene sustento para ello, y mucho menos quiere crecer, ser objetivo o aportar para el beneficio común.

Va muchas veces de la mano con quienes necesitan validación, buscando afuera lo que no tienen dentro, tratando de lograr que el aplauso externo pueda llenar un vacío interior. Y obvio, todos disfrutamos que sea reconocido lo que hacemos o quien somos en determinados campos, pero es diferente cuando se necesita ese tipo de validación para vivir y seguir avanzando. Somos lo que somos, gracias a que nos atrevemos a ser, no a que otros lo sepan, puedan o quieran ver, ya que para hacer lo correcto, siempre es el mejor momento, más aún, cuando nadie nos esta viendo.

Aún con todo esto, y entendiendo que tenemos un impulso inconsciente de querer competir (se llama selección natural y hace parte de nuestro instinto de evolución), deberíamos orientar dicho impulso para competir con nosotros mismos, para superar todo lo que no nos deja ser realmente felices, todo aquello que impide nuestro crecimiento, todo eso que no nos permite cambiar.

Es ahí donde deberíamos ser los primeros, quien llega primero en una competencia lo da todo por alcanzar la meta, se esfuerza al máximo, y entiende que a quien debe superar no es a quienes están en la pista, sino a los límites que ha creado en su cabeza. Necesitamos atrevernos a ser los primeros en cambiar, en ver la vida de una manera diferente, a pensar nuestros días de una manera más completa, nuestro trabajo como algo mucho más relevante para todos los que nos rodean, nuestras relaciones como una experiencia mucho más profunda y nuestra vida como algo realmente trascendental.

Debemos ser los primeros, ¡tú debes serlo! Atreverte a innovar, a cambiar, a ser todo lo que eres más allá de lo que has creído hasta ahora. Debemos ser los primeros en dar el salto hacia lo nuevo, en liderar con el ejemplo y no con las quejas, a mostrar con hechos y no con discursos, y todo lo podemos iniciar con pequeños actos cotidianos.

Se el primero en saludar, en dar las gracias, en pedir perdón, en reconocer tus errores, se el primero en aceptar que tu orgullo no te hace mejor, y que es tu corazón, y no tu ego lo que te hace grande; se el primero en darle valor a las ideas y argumentos de otros en vez de tratar de imponer las tuyas como si fueras dueño de la verdad absoluta, se el primero en escuchar para aprender y entender, en vez de simplemente contestar o debatir.

Se el primero en demostrar con tus actos, que vale más un gesto de bondad que cualquier cosa material, se el primero en cambiar y te aseguro que poco a poco, muchos más van a querer también sumarse y aportar.

Zalman Ben-Chaim

@Zalman5K

Anuncios

2 comentarios sobre “SE EL PRIMERO Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: