Skip to content

¡Hay que pensar diferente!

pensar diferente

Por: Schneur Zalman Ben-Chaim

¡Hay que pensar diferente! ¡Es una necesidad inminente!

Cada vez es más común ver cómo las personas parecen resignadas a su destino como muertos en vida, simplemente cumplen con ciertos requisitos de lo que creen es necesario completar para vivir felices, o plenos y simplemente se entregan a la rutina, perdiendo de vista el cuadro completo que es realmente la vida, y aunque creen que están enfocados porque solo ven uno o algunos de sus objetivos. Lo que realmente están es acostumbrados a lo que les resulta conocido, cómodo y sencillo.

Pensar es gratis, no hacerlo sale realmente caro, ya que implica aceptar ciegamente lo que sucede o lo que te dicen, sin hacer ningún tipo de análisis sobre si realmente es algo que te conviene vivir, si viene bien aceptar o si sencillamente tiene algún tipo de aporte para tu vida. En las ultimas conferencias que he realizado en el ultimo mes siempre hay una frase que llega mucho a todos en el auditorio: “Hay que definir si son líderes, o seguidores”, si quieren vivir la vida que siempre han soñado o si se van a resignar a vivir la vida que otros soñaron y si tuvieron el coraje de construir.

Lo que hace realmente diferente a una persona que tiene éxito en cualquier aspecto de su vida no es de dónde viene, si ha sido apadrinado por alguien que le cuida de cualquier mal, si los astros han sido alineados de tal forma que le garantizan un futuro próspero o si la suerte se ha puesto de su lado y supo aprovechar. Lo que realmente garantiza el éxito de una persona es el hecho de que se atreva a pensar diferente (o, según el caso, sencillamente a pensar).

Quien espera desespera, por eso muchas personas se dan por vencidas incluso antes de iniciar con sus proyectos para ir tras sus sueños, o le dan más importancia a lo que otros opinan que a lo que ellos sienten y piensan, pero sobre todo frente a lo que les apasiona. Una persona que se atreve a pensar diferente entiende que los demás tienen opiniones, no verdades; que la suerte es sinónimo de constancia y trabajo duro, no de superchería, y que la pasión es una inyección de energía que, bien administrada, puede llevar a cualquiera más allá de sus propios límites.

Hay que pensar diferente y así construir el éxito que tanto anhelamos y esa felicidad con la que soñamos, para construir una vida mejor, para nosotros y para todos quienes nos rodean (y los que vendrán), hay que pensar diferente para tener un trabajo mejor, una vida mejor, una ciudad y un país mejor, para ser mejores personas, mejores amigos, mejores padres, mejores y verdaderamente humanos.

Pensar diferente es cuestionar lo que creemos cierto y damos por hecho, es explorar el panorama completo de una situación y no solo el recuadro que vemos con nuestra limitada visión, es enfocarnos en alejar los distracciones que nos llenan de dudas y miedos, es reflexionar para nuestro bien, pensar diferente es arriesgarnos a vivir la vida que realmente podemos tener.

(publicado el 4 de Agosto de 2015 en Publimetro Colombia)

3 thoughts on “¡Hay que pensar diferente! Deja un comentario

  1. No querer ser un borrego y cuestionarse las cosas a veces puede ser cansado, cuando parece que vas contracorriente, pero me resisto a ser una seguidora más y adormecer mi mente inquieta. Como de costumbre muy interesante y motivador.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: